El mármol es una piedra compuesta por minerales de carbonatos, calcita y dolomita, que normalmente contiene fósiles.

La franja que separa las piedras calizas del mármol es muy pequeña, ya que las características principales del mármol fueron formadas a través del calor y la presión aplicadas en un principio a una piedra caliza.

Los colores que se encuentran en él se deben a la presencia de varios metales y a las composiciones minerales formadas con el tiempo.

Los distintos mármoles se dividen por el color y el patrón.

Normalmente se nombran por la región donde se encuentra la cantera, especialmente en el caso de los mármoles franceses.

La imitación de mármol pasa a un primer plano cuando se imita sobre un objeto o superficie que de ninguna manera pudiera tener las características del mármol o cuando se desea obtener mármol de una antigua cantera agotada.

El decorador tiene que entender las cualidades del mármol que está tratando de imitar. Para después aplicar el equilibrio, el tono, la composición y el carácter para crear el efecto deseado. Para ajustar lo que la naturaleza nos ha mostrado y crear un todo armonioso.
Carrara Certfontaine Grande Antique Griotte de Italia Levanto Onyx de Argelia Pavonazzo Portor Sienna Amarillo